DOS POEMAS DE JUVENAL SARTORIUS (MÉXICO)

 

Instrucciones para desembarcar en islas

juvenal 1 

I

Por fin, en el horizonte una cerveza,

por el gusto, con la sensación de pez en el agua

en el cielo del paladar,

en la vidriosa mirada del vecino,

ese cotidiano desconocido

 

por fin la sordidez en torno mío

cimbra el desánimo,

como a un bisonte lo domina,

mientras lo arrulla

lo desnuda, hasta romperlo

 

qué segura, la cavidad y el polvo,

esta abertura

por donde se cuelan

la locura, tu nombre, esta locura

 

alguien susurra en una esquina:

por fin, una cerveza en la garganta,

por fin, la intimidad de esta muerte privada,

por fin, morir a solas

por fin, el hierro ardiente de una sonrisa

 

 

II

 

todos estos rotos corazones

 

todo este polvo hecho polvo

bajo el mortero de los días,

entre los cascados molares del reloj,

 

todo, este ondear de banderas

el sonido de trompetas al costado

la ceniza bajo la huella;

todo, las ruinas en su necia caída,

el deseo en desbandada,

 

III

 

El agua en todos los rincones, hecha nudo

 

abrazada de los muros,

acechante, hambrienta

a la espera del mínimo descuido

del más imperceptible atraso

en la cuenta de las horas,

 

la bestia amorfa del agua y sus hordas,

el musgo posando su lengua

sobre los papeles guardados,

las cartas de amor que no entregamos,

las cuentas sin saldar, pendientes,

el título de una casa que hemos llamado nuestra,

todo, deshecho a dentelladas

de descuido, los hongos floreciendo,

llenando la casa con su olor de abandonado cuerpo,

a cebolla guardada de hace tiempo,

a polvo acumulado, humedecido

 

es el agua, con sus fauces abiertas,

ovillada, a la espera del más leve tropiezo,

presta a saltar sobre las construcciones,

sobre la elegante ropa de las fiestas,

sobre el zapato izquierdo de la nostalgia,

dispuesta a hincarle los dientes a los huesos,

a roer con sus hijos el sosiego recién adquirido

 

poesía apresura mi caída

juenal 5

No me salves, poesía: apresura mi caída,

muerde mi carne, desgarra con tu tímida furia

cada jirón, cada músculo expuesto; rómpeme

los huesos; arrójame por el desfiladero,

que nada mío quede sobre las piedras,

que no haya humedad malsana fermentando

el oscuro cuchicheo del recuerdo.

 

Que nada te lleve a colocarme un nombre

y una fecha, que cada boca que hoy

me nombra vuelva a abrazar su condición

de perpetua ceniza, de polvo destinado al polvo

 

Aquì estoy, poesía, atizando la lumbre de tus ojos,

con la piedra en la mano apunto a tu ventana,

ya he rayado tus paredes de antigua catedral,

bebí del vino que usaste para santificar la noche

y sus escombros, el agua que usaste

para salvar al hombre de su cordura, el agua

con que hiciste brotar el insomnio de la humanidad

para que viera su caída: pero yo la he derramado.

 

Aquí me tienes, cerrado de palabras, ciego, desnudo

desde el talón hasta la lengua, rogándote

que me desgarres con tu rabiosa dentellada,

que no me sueltes, que dejes correr la sangre,

no te importe que el alba se llene de quejidos


 

Sobre el autor:  

foto juvenal

Juvenal Sartorius (México, 1986) es desde hace varios años el seudónimo de un sujeto en angustia permanente. Lo abruma sobremanera la pérdida de los bares tras la tormenta, las cantinas que cierran luego de haber visto el ojo del huracán, que llueva demasiado y el mezcal no pueda ser embotellado en la garganta. Además de la sobriedad, le agobia la borrachera cuando está a punto de acabarse.

En el mezcal, como buen hijo del agave, ha encontrado muchas tardes su tabla de salvación.

Quienes lo conocen, saben que con él viene un aviso difícil de ignorar: si lo ve, sirva las primeras.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s