CUATRO POEMAS DE MARÍA DEL MAR TIZÓN (ESPAÑA)

Guía para caer en el abismo

guia para caer en el abismo 5 jpg

Apréndase la cara de alguien
que sea perfecto,
que no tenga errores aún.
Luego
empiece a darle una forma,
una belleza
-la que usted quiera-
a decir por ejemplo
que es como una mariposa
posándose sobre un libro
o si se le antoja,
que es un cisne
rozando sus alas
por el agua que es la vida
o que es el lago de su boca.
Entonces
coja usted su cosa abstracta,
su manualidad,
péguela en el techo de su cuarto
justo encima de su cama
y empiece a llenar
sus carencias afectivas con ella.

Vida cero

vida cero

El momento en el que las cosas pierden su valor
y todo es carne
y todo es piel y no hay relámpagos que apagar con un soplido
ni un orgasmo de luz que bucee desnudo en un lago helado
todo es cosa es objeto polvoriento en las esquinas de un cuarto con telarañas con capullos de insectos que no nacerán para mañana
que no nacerán nunca
que mueren con placer
sin reproches sin discursos finales
se descomponen deliberadamente
en el horizonte que forman mis muslos cuando los miras y acaricias en el trasluz de tus fantasías nocturnas.
El momento en el que los seres pierden su valor
y solo es vida
y tampoco es vida
y solo es lo que creemos vida
que es el breve movimiento de un peón
el torpe arrastre de los huesos los tejidos
una cosa que pasa por los mares los pueblos las selvas
y nadie se habrá dado cuenta para mañana
y nos reemplazará una flor
o una mosca
y serán más funcionales que veinte trabajadores compulsivos
y no nos convenceremos de la muerte para mañana
vendremos llorando en el último segundo
el que es para siempre,
el segundo que naceremos y moriremos
una y otra vez
una y otra vez.

Hipótesis de un tablero 

hipótesis de un tablero

Soy el juguete de un alguien sin fin.
Mientras me sumerjo en mí misma
va colocando personas que son la misma,
quiere matarme, quiere hacerme vivir…

Corro, no miro atrás, quiebro los charcos,
borro las estrellas, olvido los idiomas.
No es justo, no es justo.

Tener un padre, un primo, un amigo.
Tener. Tener, para mí.
Un metálico ser
me coloca en sus manos y coloca
en mis manos personas que son la misma,
que son voces rojas, oleadas de sol,
que son amor
y se preguntan y se interesan
por el valor
de mis puntos suspensivos,
por las palabras que guardo
en el silencio donde guardo sus palabras
como si fueran lluvia exquisita,
como caricias fugaces.

Pero soy el juguete de un alguien sin fin.
Mientras me sumerjo en mí misma
vuelca de mis manos
con sus metálicas manos
personas que eran la misma,
y él las vuelca y se cae el amor sin fin.

Corro, no miro atrás, no miro atrás…
¿Cómo es tener alguien, tener de mí?
No es justo.

Poema descortés

poema descortés

Mi poesía es mía y es para mí.
Yo nunca voy a escribirte un poema
y todos los que yo te escriba
sentada a las afueras de mi globoso corazón,
moviendo hacia el abismo mis pequeñas piernas
y viendo una luna como la punta de una aguja,
esos poemas que entonces yo te escriba, todos,
son míos para mí, para
mi temblor, para
mi delirio.
Así que nunca voy a escribirte, nunca
susurrarte un verso, nunca
darte de comer un término.
Solamente yo acaricio el terciopelo
de los sonidos y sus significados
mientras sueño que estos pasean de la mano.
Sí, continúa con tu escrupuloso mutismo,
                      porque yo (aquí me tienes,
                      enferma, pálida, viva, Yo,
                      aquí y allá, lejísimos
                      y detrás de tus ojos)
nunca te entregaré mi alma.

II
Lo he pensado mejor, y
mi poesía, mi respiración,
el tacto de lo suave y
el tacto de una sierra,
la herida, la sangre, la orina,
el miedo, el moho, la pobreza,
las migas de pan en la mesa y
los astros en el universo.
¿qué sería de ello sin ti?
¿qué sería de ello sin cualquiera?
¿Podría haber escrito esto,
podría haber escrito algo,
algún día, sin todos los hombres
a los que de reojo he mirado,
sin todas las mujeres
que han tratado de amarme
cuando me odiaban como pozos,
y sin todas esas madres
que me han tapado con un paraguas?
Nunca te he escrito un poema, querido.
Te he escrito todos mis poemas, querido,
desde el día en el que naciste.
Esta hiperbólica extrambólica palabrería
no me ha pertenecido,
y a ti apenas te ha pertenecido
una millonésima.
¿Y esa Identidad ansiada?
Porque no existe mi alma,
porque esto solo es excitante y febril
sufrimiento. Sufrimiento del amor,
sufrimiento del odio, sufrimiento
de la indiferencia. Con una cesta
de papel lo recojo.


Sobre la autora:

WhatsApp Image 2017-10-02 at 11.31.21 AM

Nacida en Algeciras el 20 de agosto de 1996. Aficionada desde la adolescencia a poetas de la América Latina como Benedetti, Storni, Pizarnik, Cortázar y, sobre todo, la poeta uruguaya Idea Vilariño. Actualmente estudia Biología en la Universidad de Málaga.

Redes sociales: https://www.facebook.com/mariadelmar.tizon?fref=pb&hc_location=profile_browser

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s